El mundo es de los ricos

TOM BRADY
The New York Times, 20 agosto 2011

Aunque la economía mundial parece estar en caída libre, hay muchos bolsillos donde las recientes caídas del DAX y el Dow tienen el mismo efecto que las noticias del clima en tierras distantes. Sólo te importan si tú eres al que le cae la lluvia.
En los lugares donde abunda el dinero, tanto nuevo como viejo, algunas veces la pregunta más importante es dónde gastarlo y en qué.
Para algunos funcionarios chinos que ya han adquirido el auto Mercedes-Benz, la colección de jade antiguo y el departamento costoso, la siguiente inversión es de naturaleza más carnal, reportó The New York Times. Para un urbanizador en la nueva megaciudad de Shenzhen, eso significa gastar alrededor de 6 mil 100 dólares mensuales en el afecto de una estudiante de arte, de 20 años.
"Tener una amante es como jugar golf", dijo Jiap (sin brindar su nombre completo) a The Times. "Ambos son pasatiempos caros".
Israel, alguna vez visto como un ejemplo brillante de igualdad, con una tradición que incluye el rígidamente igualitario kibutz, ahora tiene una de las brechas entre ricos y pobres más grandes del mundo industrializado, reportó The Times. El resentimiento público hacia el puñado de familias israelíes acaudaladas es uno de los motivadores principales tras las protestas de plantones en tiendas de campaña que han sacudido al país.
"Lo que mantiene a esta gente en las calles es la pregunta de que si todos pasamos por momentos difíciles y todos pagamos impuestos, ¿quién se lleva las ganancias?", dijo Daphni Leef, cineasta de 25 años que inició este movimiento de protesta con un mensaje en Facebook, a The Times. "Sabemos que hay ciertas familias que tienen mucho dinero y mucha influencia y no hay transparencia. La gente se siente engañada".
El problema con la economía israelí se deriva de la forma en que los activos estatales precarios fueron privatizados en los 80 y 90, cuando fueron vendidos a quienes podían comprarlos, dijo Daniel Doron, director del Centro para el Progreso Social y Económico de Israel, a The Times. Esto llevó a niveles peligrosos de consolidación, similares ala situación en la ex Unión Soviética, así como en Egipto y Siria.
Una vez que la economía comenzó a adquirir impulso a fines de los 90, estas compañías usaron sus poderosas posiciones en el mercado para elevar los precios, dijo Doron a The Times y añadió: "hoy en día, toda la economía israelí se basa en élites rapaces que despelucan a los consumidores".
Si algunas de esas élites rapaces adoptaran un enfoque más equitativo, quizás una parte de la ira hacia ellos se disiparía. Warren Buffett, uno de los hombres más ricos del mundo, con un valor neto de alrededor de 50 mil millones de dólares, escribió sobre su decepción con el sistema fiscal estadounidense en The Times. Su queja: él no paga lo suficiente.
Aún cuando le pagó 6 millones 938 mil 744 dólares al Gobierno de EU el año pasado, señaló que eso era sólo el 17.4 por ciento de su ingreso sujeto a impuestos, una tasa mucho más baja que el promedio del 36 por ciento que pagan sus 20 colegas en su oficina de Berkshire Hathaway.
Durante la reciente crisis por el techo de deuda en EU, Buffett escribió: "nuestros líderes han pedido un 'sacrificio compartido'. Sin embargo, cuando lo hicieron, a mí me eximieron. Verifiqué con mis amigos mega-ricos para saber cómo lo iban a resentir. Tampoco ellos se vieron afectados".
Esto tiene que cambiar o el futuro de EU está en peligro y su legitimidad como líder mundial bajo amenaza.
"Mis amigos y yo hemos sido mimados durante tiempo suficiente por un Congreso amigable con los multimillonarios", concluyó Buffett. "Es tiempo de que nuestro Gobierno actúe con seriedad sobre el sacrificio compartido".