Afecta más que ser fumador pasivo

Causa esmog cáncer.- OMS

Elena Sevillano
Reforma, 18 octubre 2013

Precisa que el riesgo crece conforme sube la exposición al aire sucio.


La contaminación causa cáncer de pulmón.
Esta afirmación, contenida de una u otra forma en multitud de estudios científicos en los últimos años, tomó ayer un nuevo cariz porque quien la pronunció fue la Organización Mundial de la Salud (OMS).
El anuncio se dio a través de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés), la división de la OMS encargada de revisar qué sustancias ocasionan esta enfermedad y con qué seguridad se cree que lo hacen.
La IARC clasificó la contaminación ambiental en el nivel, el más alto en la escala, el de las sustancias sobre las que no cabe duda científica.
El estudio monográfico elaborado por la agencia, cuyo resumen se publicará en la revista The Lancet Oncology la próxima semana, señala que en 2010 hubo 223 mil muertes por cáncer de pulmón en todo el mundo atribuibles a la contaminación.
Las fuentes principales de este aire sucio son el transporte, la producción de energía, las emisiones industriales y agrícolas y la calefacción residencial. Es la primera vez que la IARC, que elabora lo que se conoce como "la enciclopedia de los carcinógenos", es-tudia y clasifica la contaminación en general.
Antes lo había hecho con sustancias individuales que forman parte de ese aire sucio que se respira sobre todo en las grandes ciudades, como el humo de los motores diesel o los metales.
"Aunque la composición de la contaminación y los niveles de exposición varían radicalmente entre unas zonas y otras, las conclusiones son válidas para todas las regiones del mundo", afirma la !ARC en una misiva.
"Los estudios muestran que, a mayor exposición, el riesgo de cáncer va aumentando. Es una relación bastante lineal", explica Esteve Fernández, epidemiólogo del Instituto Catalán de Oncología (ICO) y especialista en tabaco que ha participado en la elaboración de otras monografías de la agencia.
Para el experto, probablemente, los riesgos no son tan elevados como en el caso del tabaco pues afirma que un fumador tiene 20 veces más probabilidades de desarrollar cáncer que un no fumador, mientras que a la contaminación hay mucha población expuesta.
"La OMS ya calificó el hollín del diesel como cancerígeno en junio de 2012. Si tenemos en cuenta que en nuestras ciudades la mayor causa de la contaminación del aire urbano es el tráfico rodado, la actuación de la OMS es muy coherente.
"De hecho algunos componentes, como los hidrocarburos aromáticos policíclicos (emitidos por la quema de combustibles fósiles y biomasa), el arsénico, el cadmio y el níquel, están regulados en el ambiente por una directiva europea traspuesta en España por el hecho de ser cancerígenos", recuerda Xavier Querol, investigador del CSIC experto en contaminación.
"Los efectos de la contaminación en la salud son múltiples. Los contaminantes más dañinos son las partículas en suspensión y el ozono, aunque hay otros componentes que también influyen. El efecto cancerígeno es uno de estos efectos, pero hay otros: respiratorios, cardiovasculares y cerebro-vasculares", explica Querol.
Para Kurt Straif, responsable de la clasificación de cancerígenos en la IARC, el estudio revela que la contaminación no sólo es un riesgo importante para la salud, sino también una causa ambiental de muerte por cáncer.


 

Evaluación global
Los expertos de la OMS llegaron a la conclusión de que el esmog provoca cáncer se llegó después de revisar más de mil estudios realizados en todo el mundo y aparecidos en publicaciones científicas.
En esta evaluación participan, además, científicos de varios países, quienes concluyeron que la exposición a la contaminación ambiental en espacios abiertos causa cáncer pulmonar.
En los estudios se evidencian notables diferencias en la calidad del aire de distintas ciudades del mundo, aunque las metrópolis más contaminadas –por tanto, más peligrosas ambientalmente hablando– son las de China e India, donde es común ver a la gente usando máscaras protectoras en la calle.

AP


 

Peligro en el aire
En el reporte de la OMS publicado ayer se establece por primera vez que el aire contaminado es un cancerígeno.

> Esta conclusión sitúa al esmog junto a otros peligrosos cancerígenos como el asbesto, el tabaco y la radiación ultravioleta.
> Hasta ahora, sólo algunos componentes de la contaminación aérea, como las emanaciones del diesel  tenían esa categoría.
> El smog es más peligroso, se reveló, que el tabaquismo pasivo, aunque fumar aumenta 20 veces más la posibilidad de tener cáncer que estar expuesto a la contaminación del aire.
> La contaminación del aire es una mezcla compleja de gases y partículas y uno de sus principales riesgos, indica el reporte, es que las segundas se depositen en los pulmones.
> Además de estar expuesto a elementos cancerígenos, el riesgo de contraer cáncer de una persona depende de muchas otras variables, como la genética y el estilo de vida.

Fuente: Agencias