Noticias

Personas en disfraces de osos polares

¿Por qué algunas personas deciden no creer en el cambio climático? A partir de la publicación de los primeros estudios sobre el medio ambiente, en los 60s y principios de los 70s, se estableció una fuerte corriente crítica en contra, representada en particular por economistas y políticos en diferentes partes del mundo.

Silene stenophylla

Una ardilla del Pleistoceno Superior enterró frutas de la planta herbácea Silene stenophylla en su madriguera en los bancos del río Kolymá, en la Siberia oriental. Poco después, la región se congeló y se formó una gruesa capa de hielo permanente sobre la superficie. Pasaron los siglos y el área nunca se descongeló ni sufrió cambios. En 1995, cuando un equipo de científicos rusos descubrió las madrigueras fosilizadas y los frutos congelados a 38 metros de profundidad, ya habían pasado 31,800 años.

Enorme meteorito cae en la Tierra

Una de las extinciones masivas más estudiadas es la del Cretácico-Terciario, popular porque aceleró o causó de forma directa la desaparición del clado de los dinosaurios (excepto sus especies aviares) hace alrededor de 65 millones de años. Descubrimientos en los últimos 40 años confirman el carácter cataclísmico de este evento o serie de eventos. En particular, el hallazgo del cráter de Chicxulub en la península de Yucatán, corroboró la hipótesis de impacto como razón principal, pues el asteroide habría medido al menos 10 kilómetros de diámetro, quizá mucho más. 

Luz en movimiento

La ciencia cada vez se adentra más en el Universo en busca de las unidades discretas de tiempo y espacio. Este es un cliché, un lugar común. Pero en los últimos años se han visto, en la práctica, tecnologías con un alcance que bien puede describirse como alucinante. La nanoscopía virtual y la femto-fotografía son dos nuevas tecnologías en el campo de la, la microscopía y la fotografía ultra rápida. La nanoscopía permite que un ser vivo sea explorado a la manera que Google Earth nos deja viajar por el mundo, solo que a nivel sub-celular. Con la femto-fotografía se han logrado observar paquetes de fotones en movimiento, a un billón de cuadros por segundo (no mil millones sino 1012).