Peligra la diversidad en el suministro mundial de alimentos

Gac, fruta común en Vietnam que contiene betacarotenos
 

Muchas de las especies de plantas y animales comestibles que forman parte del suministro mundial de alimento se encuentran en riesgo.

Una extinción masiva ocurre cuando un porcentaje elevado de especies desaparecen sin descendencia en un tiempo determinado, que puede ser desde un año hasta varios millones de años. En la historia de la vida en nuestro planeta, se han documentado cinco extinciones masivas, la última de las cuales (la del Cretácico-Terciario) acabó con el clado de los dinosaurios hace 65 millones de años. Hoy en día, según varios científicos, estamos experimentando la sexta extinción masiva, la extinción del Holoceno: desde la desaparición de casi toda la megafauna hasta las extinciones diarias de la actualidad. De hecho, se ha calculado que el ritmo de extinción actual es más de 100 veces mayor que lo normal. Algo poco conocido, sin embargo, es que algunas delas especies de plantas y animales que comemos también están en peligro.

Esta semana, un grupo de investigadores realizó un reporte sobre el tema, publicado por Biodiversity International: Agrobiodiversidad en sistemas alimentarios sostenibles. 75% de las calorías que alimentan al mundo provienen de tan solo 5 especies animales y 12 vegetales. La falta de biodiversidad y los métodos de la agroindustria ponen en riesgo su existencia, ya sea por enfermedad o plagas, como ocurriera en el caso de la Gran hambruna irlandesa, que cobró más de un millón de vidas.

Miles y miles de especies de maíz, papa salvaje, plátanos y otras especies comestibles han sido suplantadas y olvidadas desde la Revolución verde. La destrucción de un sinnúmero de hectáreas para la cosecha de maíz amarillo o para criar ganado también contribuye a la extinción masiva del Holoceno. El cambio climático, causado también por actividades del ser humano, es otro factor que pone en peligro nuestras fuentes alimenticias. Se estima que 70% de los árboles de cacao de Ghana y Costa de Marfil no van a sobrevivir los cambios de temperatura esperados en los próximos 40 años. La producción de café en Tanzania se ha reducido en más del 50% desde 1960. 22% de las especies de papa salvaje en el sur de África se extinguirán en los próximos 25 años. La lista sigue… La miel, por los mil y un problemas que aquejan a la abeja doméstica; las almendras, por su dependencia de las abejas; las bananas, por su falta de variabilidad genética, etc. 940 especies comestibles están en peligro de extinción.

Cultivo de trigo durum o candeal en Etiopía
 

Casi una tercera parte de la población mundial está desnutrida. Casi una tercera parte de la población mundial es obesa o sufre de sobrepeso. Una de las razones de esto es por causa de dietas unificadas que se basan en un rango muy estrecho de artículos de consumo; o sea, no estamos consumiendo suficiente diversidad. Hay docenas de “superalimentos” que pocos comen, aunque sean fáciles de cosechar y baratos: el gac (fruta consumida en Vietnam cargada de betacarotenos), la quinoa (pseudocereal de la familia de las amarantáceas consumida en Bolivia y Perú), el banano Fei (común en la Polinesia Francesa), etc. Es más, casi todas las regiones tradicionales del mundo poseen sus propios cultivos, muchos de los cuales tienen propiedades nutricionales que superan las de los cultivos comunes (trigo, maíz, arroz, sorgo) y que además ya están adaptados a las condiciones locales.

De acuerdo al Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés), el cambio climático reducirá la producción agraria alrededor de 2% cada década, mientras que la demanda crecerá 14% en ese mismo periodo, hasta 2050. Cabe recordar que existen muchísimas variedades de cultivos locales que son tolerantes al calor, a la sequía y a las inundaciones. Deberán ser clasificados, preservados y puestos en uso para desarrollar los cultivos del futuro. Un ejemplo es el trigo durum o candeal, que resiste climas secos y que en la actualidad está a punto de introducirse al mercado en Etiopía.

En la actualidad, muchas especies de plantas comestibles están en peligro. Los jardines botánicos y los bancos de semillas (como el espectacular banco mundial de semillas de Svalbard) serán sus cenotafios si no recuperamos la costumbre de comerlas.

 

Autor: IIEH

Fuentes:

La sexta extinción masiva también amenaza el suministro mundial de alimentos

Difundiendo la agrobiodiversidad en sistemas alimentarios sostenibles

Papitas, chocolate y café, nuestros cultivos también pueden enfrentarse a la extinción

Reporte actualizado de obesidad, 2017