¿Por qué no quema el papel aluminio al sacarlo del horno?

Papel aluminio

Cuando uno prepara una papa al horno o un pescado envuelto en papel aluminio, a temperaturas cercanas a los 200 grados centígrados, es posible sacar la comida caliente sin quemarse mientras se haga contacto sólo con aluminio. ¿Por qué parece estar a una temperatura mucho más baja que el resto del contenido del horno?

El papel aluminio es un material increíblemente delgado, ya que el aluminio es un metal blando y maleable, así que no puede almacenar el calor de forma eficiente. Comparado con su masa, tiene una extensa superficie, o sea, mucho espacio para que la energía calorífica se disperse. El aluminio, además posee una capacidad térmica relativamente baja, un 25% de la del agua. Al abrir el horno, el aire caliente se mezcla con el aire de la habitación y el papel aluminio pierde su calor en un lapso muy breve (equilibrio térmico); cuando hacemos contacto con el papel, ya casi habrá alcanzado la temperatura ambiente.

Eso sí, claro, si metiéramos un bloque o lingote de aluminio al mismo horno, sería peligroso tocarlo sin protección.

Fuente:

/r/askscience

Paráfrasis: IIEH