La vida media del ADN

Fémur de moa

La clonación de un tiranosaurio, sueño de muchos, nunca sucederá. Un estudio publicado este mes en la serie B de la revista Proceedings of the Royal Society reveló que la vida media (o semivida*) del ADN es de 521 años. Hasta ahora, había sido muy difícil realizar comparaciones y cálculos confiables por carecer de un depósito de fósiles suficientemente grande y homogéneo. Por fin se ha logrado.

Paleogenetistas de la Universidad de Copenhague y de la Universidad Murdoch en Perth, Australia, examinaron 158 fémures de tres especies diferentes de moas, gigantes aves no voladoras que habitaron Nueva Zelanda y se extinguieron hace unos 500 años. Los huesos provenían de especímenes de 600 a 8,000 años de antigüedad, en la misma región y bajo condiciones casi idénticas de conservación, por ejemplo con una misma temperatura de 13.1ºC. Mediante la comparación de las edades y grados de degradación del ADN de cada espécimen, el equipo de investigadores determinó que el ácido desoxirribonucleico tiene una vida media de 521 años.

521 años después de que un ser vivo ha dejado de existir, la mitad de los nucleótidos que forman la base del ADN han perdido sus enlaces y se han degradado por la acción de diferentes enzimas, microorganismos o reacciones con el agua. 521 años después, el 50% de esa mitad que no está dañada sufre la misma suerte, y así sucesivamente. Ya que la vida media es un simple cálculo probabilístico se puede especular que la molécula funcional de ADN más antigua posible tendría unos 6.8 millones de años. Claro que, aseguran algunos expertos, mucho antes dejaría de ser una secuencia legible y coherente; el ADN útil más antiguo tendría alrededor de 1.5 millones de años. Los dinosaurios se extinguieron hace 65 millones de años.

Se ha confirmado, pues, lo que casi todos los científicos ya sabían: el ADN no dura para siempre. De cualquier forma, señalaron miembros del equipo, falta comprobar los cálculos en condiciones diferentes, tales como el permafrost. Por lo pronto, hoy en día la secuencia más antigua de ADN auténtico es de hace unos 500 mil años; ese simple dato permite que muchos vuelvan a soñar con posibles clonaciones, de mamíferos extintos o de neandertales u otros homínidos. En el 2008, por ejemplo, se descifró la primera secuencia completa del genoma del mamut lanudo y en la actualidad un equipo de científicos rusos y japoneses busca clonarlo. También se habla de reproducir dinosaurios a partir de algún ave mediante genética inversa y genética planificada pero, bueno, eso ya cae en un terreno oscuro, en la línea que separa los problemas de bioética lejos de las pesadillas de la ciencia.

extracción de ADN

Nota: El término original en inglés es half-life, que tiene un sentido más amplio en ese idioma. En español, "vida media" suele usarse para referirse al promedio de tiempo que tarda un núcleo antes de desintegrarse. En español también se puede utilizar el término semivida.

Autor: IIEH

Fuentes:

La vida media del ADN en hueso: midiendo la cinética de descomposición en 158 fósiles datados.

El ADN tiene una vida media de 521 años