La mariposa monarca en problemas, otra vez

Danaus plexippus hembra

Cada dos años, se presenta un reporte del monitoreo de la mariposa monarca (Danaus plexippus) durante sus inviernos en el centro de México.

La superficie forestal ocupada por esta mariposa es un indicador de su población y el último reporte, publicado por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés), pinta un triste cuadro: el área se ha reducido de 18.2 hectáreas en 1996-1997, el primer periodo registrado, a tan sólo 1.19 hectáreas durante 2012-2013. La mariposa monarca, que realiza migraciones masivas de Canadá y el norte de Estados Unidos hasta el estado de Michoacán, en México, ya estuvo en peligro en la década de los 80s, cuando la deforestación de su hábitat redujo su número de manera drástica. Esta vez, de acuerdo a la WWF, el culpable se encuentra del lado estadunidense: el extendido uso de cultivos genéticamente modificados.

Al principio de su ciclo vital, la mariposa monarca depende de un género de planta en particular, el algodoncillo (asclepias o milkweed, en inglés). La oruga sólo se alimenta de esta planta. Los granjeros en el área de las Grandes Llanuras de Estados Unidos (como Kansas, Dakota del Sur y Norte, Montana y Nebraska) han adoptado variedades de maíz y otras semillas genéticamente modificadas por la compañía Monsanto, que también produce el herbicida Roundup, al que son resistentes sus semillas. Roundup ha destruido el algodoncillo (que se considera maleza tóxica para el ganado) a lo largo y ancho de esos estados, impidiendo el crecimiento de nuevas generaciones de mariposa monarca.

Mariposas monarca

Omar Vidal, director de WWF-México, describió el problema: “las mariposas que migran a México se alimentan de algodoncillos en los campos de cultivo de soya y maíz en los Estados Unidos. El uso de herbicidas para erradicar esta planta… ocasionó la disminución de 81% de la producción de mariposas monarca”. Pero algunos expertos ofrecen otras razones de esta disminución. Lincoln Brower, investigador de biología de la conservación y de la migración de la mariposa monarca desde hace 55 años, alega que la tala en menor escala continúa en los santuarios de México: “El gobierno mexicano está restando importancia e ignorando la continua degradación del microclima del bosque que crucial para las mariposas”. Añadió que el agua de arroyos y riachuelos del área está siendo entubada para uso en la ganadería y que no hay suficiente control sobre el turismo local.

Hay una razón más de la reducción de los números de mariposas monarca en Norteamérica. “Las fluctuaciones climáticas extremas en la primavera y el verano en los Estados Unidos y Canadá afectan la sobrevivencia y la fecundidad de los adultos”, dijo Omar Vidal en la misma conferencia de prensa. “Las temperaturas mayores a 35 grados centígrados pueden ser letales para las larvas”. Es bien sabido que el año pasado, y también durante 2011, la sequía y las altas temperaturas plagaron gran parte de Estados Unidos. Este año se esperan condiciones climáticas similares que, de seguir igual, llevarán a su fin a la migración masiva de la mariposa monarca.


Autor: IIEH

Fuentes:

Registra monitoreo la superficie más baja de Mariposa Monarca en México en 20 años

El número de mariposas monarca registra la marca más baja, dicen científicos