Estudio cuestiona 'la sobrevivencia del más fuerte' de Darwin.


Howard Falcon-Lang
Reportero de Ciencia de BBC News
24 de agosto e 2010


Un estudio revela que los mamíferos evolucionaron después de ocupar el espacio de los dinosaurios.
Charles Darwin tal ves estuviese errado cuando dijo que la competencia era la principal fuerza impulsora de la evolución de las especies.


El autor de El Origen de las Especies, obra publicada en 1859, que lanzó las bases de la teoría de la evolución, imaginó un mundo en el cual los organismos luchaban por la supremacía y en el que apenas el más fuerte sobrevivía.
Pero una nueva investigación identifica la disponibilidad de espacio para el desarrollo de la vida en vez de la competencia, como principal factor de evolución.
La investigación dirigida por el estudiante de post-doctorado Sarda Sahney y otros colegas de la Universidad de Bristol, fue publicada en la revista científica Biology Letters.
Ellos usaron fósiles para estudiar los patrones de evolución a lo largo de 400 millones de años.
Enfocando nada más en animales terrestres – anfibios, reptiles, mamíferos y pájaros– los científicos descubrieron que las cantidades de biodiversidad en relación con el espacio disponible para la vida, se extendía a lo largo del tiempo.
Ambiente
El concepto de espacio para la vida –conocido en la literatura científica como “concepto de nicho ecológico”– se refiere a las necesidades particulares de cada organismo para sobrevivir. Entre otros factores está la disponibilidad de alimentos y un hábitat favorable a la procreación.
A pesquisa sugere que grandes mudanças de evolução de espécies acontecem quando animais se mudam para áreas vazias, não ocupadas por outros bichos.
La investigación sugiere que los grandes cambios evolutivos de las especies acontecen cuando los animales se mudan a zonas vacías no ocupadas por otros organismos.
Por ejemplo cuando los pájaros desarrollaron la habilidad de volar, abrieron una nueva frontera de posibilidades a los demás animales.
Igualmente, los mamíferos tuvieron la oportunidad de desarrollarse después de que los dinosaurios se extinguieron, dejando “espacio para la vida” para los demás animales.
La idea va en contra del concepto darwinista de que una intensa competencia por los recursos en ambientes altamente populosos es la mayor fuerza que está atrás de la evolución.
Para el profesor Mike Benton, co-autor del estudio, la "competencia no desempeña un gran papel en los patrones generales de evolución”.
“Por ejemplo, a pesar de que los mamíferos vivieron junto a los dinosaurios hace 60 millones de años, ellos no conseguían vencer los retos de una competencia. Pero cuando los dinosaurios se extinguieron, los mamíferos rápidamente aprovecharon los nichos vacíos dejados por aquellos y hoy os mamíferos dominan la Tierra”. Dijeron a la BBC
No obstante, para el profesor Stephen Stearns, biólogo evolucionista de la universidad americana de Yale, que no participó en el estudio, “hay patrones interesantes pero la interpretación es problemática” en el trabajo de la  Universidad de Bristol.
"Para dar un ejemplo: si los reptiles no eran competitivamente superiores a los mamíferos durante la Era Mesozoica,  entonces ¿por que los mamíferos solo se extendieron después de la extinción de los grandes reptiles al final de la Era Mesozoica?"
“En general ¿cuál es el motivo de ocupar nuevas porciones de espacio ecológico, sino la de evitar la competencia con otras especies en el espacio ocupado?”