El chita en vías de extinción

El chita, Acynonix jubatus, emigró de Norteamérica a Asia y luego a África en los últimos 100 mil años
 

Un análisis nuevo sobre la distribución poblacional del chita muestra una disminución dramática en su número.

El chita, Acinonyx jubatus, el animal terrestre más veloz, célebre por la gracia de sus movimientos, tiene una historia evolutiva muy peculiar. Félido de un género cuyas otras especies ya están extintas, A. jubatus evolucionó del mismo linaje de los pumas americanos hace poco más de ocho millones de años. Hace 6 millones de años, el ancestro del chita divergió de los pumas y los jaguares en su cuna de Norteamérica. Estudios del genoma del chita han revelado que su población total sufrió dos cuellos de botella grave que casi lo llevaron a la extinción; la primera vez, en su éxodo hacia Europa y Asia, hace 100 mil años, y la segunda con la migración a África, donde la población actual se estableció hace unos 12 mil años. Debido a estas circunstancias, sus niveles de diversidad genética son muy bajos, 80% de sus nacimientos no alcanzan la adolescencia, que en esta especie es de 14 semanas.

El nuevo estudio, publicado ayer por PNAS, estima que la población global de chitas en estado salvaje es alrededor de 7100 individuos, 77% de los cuales habitan áreas no protegidas. Aunque los chitas se extinguieron en la India a mediados del siglo XX, por culpa de la caza, aún sobreviven unos 50 ejemplares de la subespecie asiática en Irán. Más del 60% de la especie, sin embargo, vive en el sur de África, una sola población distribuida en seis países, amenazada por la pérdida de su hábitat dada la expansión de la agricultura y la industria. Cabe recordar que el chita requiere de territorios muy vastos y la densidad de su población es muy baja. En Zimbabue, por ejemplo, se registró un desplome de la población de chitas de 1200 a 170 individuos en lo que va de este siglo, por culpa cambios en el uso de tierra. El mercado negro mundial de cachorros de chita (menos de 15% sobrevive el viaje) y el mercado de carne ilegal son los otros grandes obstáculos para su supervivencia.

La conservación de la especie A. jubatus dependerá de la cooperación de varios países africanos y la extensión de áreas protegidas. Los chitas en cautiverio tienen todo tipo de problemas que ya han sido bien documentados. Debido a su naturaleza sociable, fueron mascotas preferidas de sumerios y egipcios en la antigüedad y fueron compañeros de caza de varias culturas en Asia, África y Europa. En cautiverio, sufren de trastornos del hígado y los riñones, gastritis crónica, peritonitis, neumonitis, abandono de su camada, defectos congénitos y esterilidad.

Acinonyx jubatus
 

El chita en estado salvaje desaparecerá si no se toman medidas que parecen extremas. La mayoría de los países donde habitan tienen problemas más inmediatos que la supervivencia de un gran gato. No es tan obvia la necesidad de salvar una especie animal a costa de la subsistencia de comunidades enteras, pero vale recordar dos ejemplos de por qué es importante la diversidad de especies para el ser humano. Durante el gobierno de Mao Zedong, China impuso la campaña de las cuatro plagas, para proteger sus cosechas. Una de las cuatro plagas, se determinó, era el gorrión común. Matando un millón de gorriones, calcularon según el grano almacenado que comían, se podrían alimentar 60 mil personas más cada año. Estas aves fueron, entonces, cazadas y envenenadas por millares, hasta casi su exterminio total. Poco después se produjo una dramática proliferación de langostas, plaga que devoró cosechas enteras y fue uno de los factores en la Gran Hambruna China, que costó entre 16 y 30 millones de vidas humanas. El gorrión común, se descubrió, comía muchos más insectos que granos. El otro ejemplo es mejor conocido, los gatos fueron ligados a prácticas pecaminosas por la religión cristiana durante el medievo. Los gatos domésticos de color negro, y por extensión de otros colores, fueron cazados y la disminución de su número produjo un aumento de ratas a lo largo de Europa; esto, aunado a otros factores, exacerbó las consecuencias de la peste bubónica en algunas regiones.

Autor: IIEH

Fuentes:

Disminución global del chita Acinonyx jubatus y cambios para su conservación

Una carrera hacia la extinción

La población de chitas se desploma