Descubren enorme arrecife de coral en la boca del Amazonas

El delta del río Amazonas y la Estación Espacial Internacional
 

Un estudio publicado esta semana por Science Advances ha revelado la existencia de un extenso arrecife de coral en el lugar menos esperado: la boca del río Amazonas.

Un grupo de 30 oceanógrafos de diferentes instituciones educativas en Brasil y Estados Unidos demostraron la presencia del arrecife y esponjas marinas en el delta del Amazonas, área especialmente turbia y con muy escasa filtración de luz. Algunos de los requisitos básicos para que se desarrolle y se conserve un arrecife saludable es la luz solar (rara vez sobreviven a más de 50 metros de profundidad), además de la presencia de agua marina clara y limpia. El arrecife mide más de mil kilómetros de longitud y casi diez mil kilómetros cuadrados, y se extiende desde el sur de la Guyana Francesa hasta el estado brasileño de Maranhao.

El descubrimiento fue accidental, los sondeos marítimos que lo detectaron tenían como objetivo un proyecto diferente: estudiar el impacto de la pluma amazónica en la absorción de dióxido de carbono por el océano. Uno de los científicos más veteranos en el equipo, el brasileño Rodrigo Moura, recordó que en esa región se habían encontrado, en un sondeo de 1977, especies de peces que podían indicar la presencia de coral. Aprovecharon la ocasión para tomar muestras de dragado y los especímenes extraídos asombraron a todos: corales, estrellas de mar, esponjas y peces de arrecife. Habían descubierto un brioso arrecife de coral bajo el agua marina más lodosa del mundo.

La pluma amazónica lleva consigo una gran cantidad de desechos y partículas que bloquean en gran parte el paso del sol, así que el ecosistema del arrecife es relativamente pobre en su biodiversidad; han clasificado hasta ahora 60 especies de esponjas, 73 especies de peces y una variedad de estrellas marinas y crustáceos. El arrecife se encuentra entre 30 y 120 metros de profundidad y en la actualidad se está elaborando un mapa detallado de su geografía.

Coral extraído del arrecife en la boca del Amazonas
 

Ahora las malas noticias. El arrecife apenas ha sido descubierto pero ya está en peligro de ser destruido. Se trata de un peligro más inminente que el cambio climático (que ha causado el blanqueamiento del 93% de la Gran Barrera de Coral de Australia): a lo largo de los últimos diez años, el gobierno de Brasil vendió 80 bloques para exploraciones y perforaciones petroleras en el área estudiada. 20 de estos bloques ya han comenzado a extraer petróleo, algunos justo encima del arrecife.

La vida encuentra caminos para extenderse donde no los hay o donde creemos que no puede haberlos. El arrecife recién descubierto parecería biológicamente frágil pero su geología es robusta y aún no se determina su participación en el ecosistema del Amazonas o el impacto de su posible destrucción.

Autor: IIEH

Fuentes:

Extenso sistema de arrecife en la boca del río Amazonas

Científicos han descubierto un arrecife de coral de mil kilómetros

Enorme arrecife de coral descubierto en la boca del Amazonas