Cambios geológicos durante el Antropoceno

Dubai, ciudad en el desierto con plantas de desalinización
 

Un experto habla sobre el impacto de la actividad humana en la geología de la Tierra.

Mike Ellis, director de cambio climático del British Geological Survey del Reino Unido, geólogo editor de la revista El futuro de la Tierra y miembro del Grupo de Trabajo del Antropoceno, contestó varias preguntas sobre las consecuencias de la actividad humana en nuestro planeta. El Antropoceno es el nombre sugerido de la época geológica actual del periodo Cuaternario, sustituye al Holoceno y se define por la influencia de las actividades del ser humano. Aquí traducimos parte de la entrevista, realizada el día 24 de junio.

 

¿Cuáles son los principales cambios geológicos atribuibles al ser humano?

Los cambios irreversibles están relacionados, sobre todo, con cambios en la biodiversidad del planeta. En específico, con la extinción de la megafauna en todo el mundo y la distribución de especies invasivas por todos los continentes. Ya casi es impensable revertir los problemas de distribución de fauna y flora que resultaron de nuestras actividades. Hay otros cambios irreversibles: la sedimentación de contaminantes orgánicos persistentes, la mayoría derivados de hidrocarburos; de contaminantes emergentes, que incluyen los plásticos en nanopartículas y hormonas; y de metales derivados de procesos industriales, como el mercurio y el uranio.

 

¿Por qué se dice que el Antropoceno empezó en el siglo XX  y no con la invención de la agricultura?

Hay varios campos de pensamiento, aunque es evidente que las actividades humanas que influyen más la geología se multiplicaron durante y después de la Segunda Guerra Mundial. Sin duda, el ser humano dejó huella en el Holoceno (también llamado Antropoceno antiguo): varias extinciones y el transporte de especies invasivas al mundo entero. Pero la evidencia más contundente de impacto global que provocará cambios en el futuro se encuentra en el siglo XX.

 

¿Hace falta desmantelar las granjas industriales para combatir el cambio climático?

Considerando todos los factores, sí sería bueno alejarse de la agricultura animal intensiva. O, de manera más importante, deshacernos de nuestra metodología actual. Fabricar fertilizantes y transportar los objetos relacionados con esta industria consume una cantidad ingente de hidrocarburos. La huella de carbono de la producción de carne de res es inmensa. Hay maneras más sostenibles de criar animales y el producto final de una granja holística puede ser mucho más sano para nosotros que la producción actual de huevo y carne. Pero también debemos encarar la realidad: debemos alimentar cada vez a más personas y hacerlo sin las consecuencias de una enorme huella de carbono requerirá de modificaciones genéticas. A mucha gente le incomoda esta realidad y, en el caso de una industria mal regulada, no los culpo. Ya harán falta nuevas y mejores reglas y salvaguardas y, de la mano, comer menos y desperdiciar menos comida. También hay una cantidad importante de radioisótopos ligados a sedimentos en el suelo terrestre y marino. Además, hemos trabajado incesantemente en separar metales de sus rocas minerales, utilizándolos en los objetos de nuestras tecnologías y construcciones que durarán, al menos, milenios.

 

¿La Tierra estaría mejor sin seres humanos?

¿Mejor para quién? Sería mejor para los seres vivos que estamos empujando hacia su extinción, pero no para aquellos que dependen de nuestra existencia, como perros, gatos, tulipanes, rosas, etc. Todo depende de cuál es el foco de atención. La Tierra no se preocupa un ápice por lo que hagamos en ella. Tan sólo es. La Tierra seguirá con o sin nosotros. Claro, funciona de forma distinta con nosotros a bordo, pero eso no significa que esté mejor o peor.

 

El delta del río Ganges en Bangladesh. La actividad humana está cambiando su salinidad, afectando la vida de millones de personas
 

 

Si no existiera el ser humano, ¿cómo cambiaría la geología terrestre?

Esta pregunta es fácil de contestar. Sin humanidad, la Tierra cambiaría muy poco en esta misma escala temporal (cientos de miles de años). Continuaría el ciclo de edades de hielo seguidas de periodos más calientes. El nivel del mar bajaría y subiría, las cosas seguirían igual que como estaban antes, a lo largo de un periodo mucho más largo. La presencia de la humanidad cambia profundamente la geología de la Tierra, excepto en el caso de eventos como erupciones volcánicas o terremotos de gran magnitud.

 

¿Se acerca el fin de la humanidad?

Soy optimista de nacimiento, así que mi respuesta es, normalmente, no. No es el fin del hombre como especie, en cualquier caso. Tenemos una enorme cantidad de creatividad e ingenio. Me preocupa más el estado, la condición actual de la humanidad, más que la existencia de la humanidad misma. Las estructuras políticas y económicas que hemos construido y establecido a lo ancho del mundo representan más riesgo, están más en riesgo. De forma colectiva, vamos a tener que gastar mucho dinero para mitigar el cambio climático, o para adaptarnos a él, y entre más tiempo perdamos tendremos que gastar, desproporcionalmente, más dinero.

 

¿Cómo podemos combatir la acidificación del océano?

En principio, la geoingeniería puede encarar el problema de la acidificación oceánica (así como otros problemas debidos al impacto del cambio climático y las actividades humanas). Nuestra situación actual es, a fin de cuentas, el resultado de un largo experimento, aún en curso, de geoingeniería. Aunque no haya sido a propósito. Pero la geoingeniería es extremadamente compleja y requiere de un entendimiento profundo del sistema que gobierna la geología del planeta. Es decir, no es suficiente entender cómo funciona el océano. Hace falta saber cómo encaja el océano con las otras partes de la Tierra a través de la atmósfera, tomando en cuenta las transferencias de energía calorífica, los ecosistemas terrestres, etc. Necesitamos entender qué sucede en el sistema entero de la Tierra si perturbamos una de sus partes, sin perder de vista los factores de retroalimentación, las escalas temporales de cada cambio y otros factores que desencadenan procesos y cambios nuevos. En pocas palabras, tenemos que entender mejor el sistema antes de empezar a gastar dinero en proyectos de ingeniería a escala global.

 

¿La actividad humana puede afectar de manera directa la actividad sísmica o la tectónica de placas?

No. Es una respuesta brevísima pero la más contundente que puedo dar a cualquiera de estas preguntas.

 

¿Cuáles son los efectos de actividad humana en relación con el cambio climático y la geología?

Hay demasiados ejemplos para enlistar todos aquí. Algunos: La mayoría de los deltas de los ríos de todo el mundo se están retrayendo porque reciben menos sedimento, a causa de las presas; esto provocará más casos de inundación en asentamientos humanos en la costas. Los arrecifes de coral en casi todo el mundo se están blanqueando por cambios de temperatura y pH. El aumento en la concentración de nitratos en ríos y aguas marinas poco profundas da lugar a eventos de proliferación de algas, de naturaleza sumamente tóxica. Los nitratos proceden de fertilizantes fabricados por nosotros. Tan sólo el 23% de la superficie de nuestro planeta se considera intacto, y ese 23% se debe a dos regiones del mundo: el norte de Canadá y Siberia.

 

¿Qué ciencias avanzarán más en los próximos 10 años?

Hay muchos campos en muchas ciencias que verán grandes avances. Bioingeniería, ciencia de materiales, ciencias ambientales. Todos los que unan las ciencias básicas de la física, la química y la biología. Creo, o más bien espero, que las ciencias sociales y la económicas se integrarán mejor a las ciencias ambientales.

Traducción e introducción: IIEH

Fuente:

AMA sobre ciencia: Mike Ellis

Grupo de Trabajo sobre el Antropoceno