El color de las plumas de un ave de hace 130 millones de años

Fósil de Eoconfuciusornis hallado en China. Ave que existió hace 131 millones de años
 

Un nuevo estudio reveló los secretos de uno de los fósiles de ave más antiguos descubiertos hasta ahora, un espécimen de Eoconfuciusornis, que habitara en el noreste de China hace 130 millones de años.

El estudio describe el hallazgo de moléculas de queratina y melanosomas en plumas fosilizadas de este ejemplar encontrado en 2008, un ave que tenía un tamaño similar al de un cuervo contemporáneo. Se trata de un fósil extraordinario que preservó incluso la pigmentación original. Yanhong Pan, coautora del estudio e investigadora en la Academia de Ciencias de China, y su equipo destruyeron pequeños fragmentos del fósil y utilizaron microscopía electrónica de barrido y la técnica de etiquetado inmunológico para determinar la estructura interna y de la superficie de varias plumas. En su interior, descubrieron filamentos que coinciden con la estructura molecular de la queratina y, casi de forma accidental, melanosomas.

Hasta hoy, no se sabía que las plumas de las primeras aves arcaicas contuvieran melanosomas. Estos organelos producen melanina, el pigmento que absorbe luz más común en el reino animal. Ya habían sido observados con anterioridad en fósiles de aves pero se confundieron con contaminación de microorganismos bacterianos. Los melanosomas examinados con estas nuevas técnicas confirman que el color del Eoconfuciusornis, al que se considera la primer ave no dentada, era un café oscuro. Yanhong Pan afirmó que con este estudio se abre un nuevo campo de estudio, pues será posible exminar otros animales en el clado de los dinosaurios con esta tecnología. Por otro lado, se despeja el camino de por qué y cómo evolucionaron las plumas en ciertos animales. Cabe recordar aquí que, en la evolución de las aves, Archaeopteryx, que vivió hace 150 millones de años y cuyo primer fósil fuera encontrado en 1861, se considera como la primera ave conocida. Hace 3 años, sin embargo, se descubrió el Aurornis, que viviera también en China hace 160 millones de años, con una estructura más primitiva pero que es reconocido ya como el primer dinosaurio avial.

Restauración artística de la apariencia del Eoconfuciusornis, realizada antes de la publicación de este estudio
 

Hace dos meses se descifró, usando técnicas similares empleadas en este estudio, el color de una especie de pequeño dinosaurio que poseía un pico similar al de un perico y que poblaba las selvas de China hace 120 millones de años. El Psittacosaurus era, casi por completo, café pero con un abdomen más claro, contraste que, se cree, le sirvió de camuflaje. El paleobiólogo molecular Jakob Vinther, de la Universidad de Bristol, se refirió de esta forma al hallazgo: “Nuestro modelo sugiere que el Psittacosaurus era supertierno. Creo que hubieran sido una magnífica mascota. Se parecen un poco a E.T.”.

 

Autor: IIEH

Fuentes:

Evidencia molecular de queratina y melanosomas en plumas del ave del Cretáceo superior Eoconfuciusornis

Esta ave arcaica de China mantuvo sus plumas, sus colores, a lo largo de 130 millones de años

Los científicos descifran el color de un dinosaurio muy alerta, el psittacosaurus