Xochimilco muere

El Centro de Estudios Históricos de Xochimilco, a través de su director  el investigador Efrén Romero Acuña, nos manda el siguiente comunicado que, aunque ya se difunde a nivel internacional, requiere de todo el apoyo que pueda darle la comunidad de ecólogos, ecologistas y personas interesadas en ayudar al planeta a conservar su biodiversidad.
La ignorancia de los científicos y autoridades se está manifestando al dejar devastar Xochimilco. No entienden que las chinampas (hechas por el hombre) cuentan con más de 2000 años de antigüedad por lo que deben ser catalogadas monumentos arqueológicos, patrimonio de la humanidad.
Las chinampas fueron construidas mucho antes de la llegada de los aztecas y son un medio agrícola único en el mundo, la sostentabilidad  es casi perfecta ya que rinde tres cosechas al año de productos variados por lo que puede ser considerada la primera industria  de tecnología  agropecuaria más  avanzada del planeta.
Es increíble que las autoridades dejen construir viviendas sobre las chinampas, ¡es como fabricar casas sobre el templo mayor o Chichen Itzá!
Las mas de 30.000 descargas de aguas negras de casas habitación hacia el lago están contaminando y matando a Xochimilco y esta agua contaminada llega a los pozos existentes en el periférico, donde es extraída.
La ceguera de las autoridades llega a grados inconcebibles al no darse cuenta que la zona de Xochimilco es un lugar de recargas freáticas, controladora del clima, hogar de especies endémicas únicas en el mundo, y quieren hacer acuarios y transformar la zona en un parque de diversiones ¡No deben seguir destruyendo Xochimilco! ¡Salven lo que  aún queda!
Los pobladores de Xochimilco nunca fueron pobres, humildes sí, pero su gran riqueza fue lo que la chinampa y su trabajo les daba y nunca les dejó pasar hambre. Al contrario, Xochimilco salvó de varias hambrunas a la gente de la  capital y su riqueza monetaria se ve en la inversión del ex convento de San Bernardino de Siena, una obra fastuosa hecha con las aportaciones de los xochimilcas.
Somos la generación que está acabando con milenios de evolución humana en una zona que probablemente fue la madre de un gran estado, como se ha ido demostrando con los hallazgos arqueológicos de la zona. No quedemos  como  villanos e incompetentes, salvemos Xochimilco, patrimonio cultural de la Humanidad.
Cabe hacer notar que los aztecas no fueron los que construyeron las chinampas, como lo vemos en algunos canales de TV (History Channel y otros), pues el vergel o central  de producción de abastos de Mesoamérica fue la zona lacustre de la cuenca del Anáhuac, un estado que ya existía con directrices administrativas de alto rango como también se está comprobando con los últimos descubrimientos arqueológicos. Los aztecas  fueron, según los libros de historia la última tribu en llegar al Valle de México cuando ya existía el  centro rector  en la isla de Tenochtitlán,  ya había pasado la primera  gran catástrofe que provocó la erupción del Xitle, que destruyó gran parte de ese estado. Esto es algo que no quieren aceptar algunos historiadores por el trabajo que requiere reescribir la historia.
Lo que es maravilla para muchos extraños a la zona, es apatía o desinterés para los que en ella viven. No seamos  insensatos y rescatemos esta joya de la humanidad.
Xochimilco se pierde en un mundo de ignorancia e incomprensión, unidos y con la ayuda de la comunidad internacional lo podemos sacar a flote.
Xochimilco muere. Lanza con nosotros el SOS, difunde en tu correo este artículo o compártelo en tu red social.

Efrén Romero Acuña. Publicado el 10 de enero de 2011