Paga México caro cambio climático

Cuestan efectos negativos al País el 7% del PIB.
Destaca Pacchiano los compromisos adquiridos sin pedir apoyo económico

Por Érika Hernández
Reforma, México, 30 noviembre 2015

PARÍS.- Los efectos del cambio climático le cuestan a México el 7 por ciento de su Producto Interno Bruto, advirtió el secretario de Medio Ambiente, Rafael Pacchiano.

Mientras que las acciones de prevención ascenderían al 4 por ciento.

"Es por eso que es importante atenderlo, no hacer como que no existe", aseguró el funcionario federal en entrevista, quien acompaña al Presidente Enrique Peña Nieto en su participación a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP21).

México, indicó, llega con un compromiso sólido al encuentro donde participarán alrededor de 150 Jefes de Estado y Gobierno, y lo más importante, consideró, es que no está pidiendo ayuda financiera internacional para cumplir sus tres principales objetivos: reducir el carbono negro en un 51 por ciento, los gases de efecto invernadero en un 22 por ciento y aumentar en un 35 por ciento la energía limpia.

De acuerdo con la Presidencia, de 2001 a 2013, los fenómenos meteorológicos dejaron 2.5 millones de damnificados y las pérdidas económicas ascendieron a 338.5 mil millones de pesos.
"Las consecuencias negativas de estos eventos suelen incrementarse por condiciones sociales desfavorables como la pobreza que sufren amplios sectores de la población y la degradación ambiental de sus comunidades", reconoce el análisis de la dependencia.

El Programa Especial de Cambio Climático indica que existen 319 municipios -el 13 por ciento del total- con mayor vulnerabilidad a impactos por el cambio climático, en particular por sequías, inundaciones y deslaves.

El Gobierno reconoce que los escenarios "son preocupantes" para los próximos 19 años.
Por ello, en la COP21 el Gobierno prometerá aumentar la resiliencia -capacidad de los sectores naturales y sociales para recuperarse o soportar los efectos del cambio climático- en un 50 por ciento, a través de la protección de infraestructura, agua, transporte y recuperación de suelos.

Para Pacchiano, México es de los pocos países que ha puesto sobre la mesa de la Conferencia compromisos en materia de adaptación, debido a que la discusión está enfocada en la reducción de emisiones de bióxido de carbono.

"Lo que estamos pidiendo es que se desarrollen sistemas de alerta temprana para que como sucedió en el huracán Patricia podamos prevenir las cosas que puedan pasar: avisar a la población y que las pérdidas que tengamos que lamentar sean meramente materiales", indicó.
La expectativa del Gobierno mexicano sobre esta cumbre es que se logre crear un mecanismo supervisión para garantizar que en cinco años se registre un avance en los compromisos de cada país.